Cuenta una leyenda que las palabras no mueren, solo cambian de lugar en la memoria. Por eso, hace mucho mucho tiempo, una gran soñadora inventó un sitio para ellas. ¿Quieres saber que tienen que contarte?

Empieza

Llueve en Barcelona y Tina mira tras el ventanal en busca de algo. El arco iris. Inútil. Hoy no hace sol.Tina, espera, mira, resopla, contiene su respiración, vuelve a mirar. Nada. Ella no lo sabe, nadie le explicó que para la formación del arco iris hace falta el sol.
Y está sentada frente el ventanal, paleta en mano esperando ese fenómeno que ella imagina mágico. Lleva esperando mucho tiempo, dias, meses, quizá años. Lo tiene todo preparado, el lienzo, el pincel, los colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. Tan solo falta él. Tina se desalienta y desiste, lo recoge todo, escribe algo en un trozo de papel y lo guarda en su bola del mundo:

Llueve en Barcelona y miro...

3 comentarios:

valentian dijo...

precioso!!! sigue escribiendo , PORFAVOR

Anónimo dijo...

Me encanta, tengo que decir que sigo tus dos blogs, escribes genial y trasmites muy bien los sentimientos. Sigue así y actualiza pronto :D

Bye! 8)

Verónica (peke) dijo...

Me ha encantado el post, y ella sabe que para dibujar un arcoiris en un rostro solo hace falta una sonrisa???

besostes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...